23 de març de 2016

I mirant-les vaig recordar un llibre de la meva joventut

Somos libres de ir donde queramos y de ser lo que somos.


Juan Gaviota pasó el resto de sus días solo, pero voló mucho más allá de los lejanos acantilados. Su único pesar no era la soledad, sino que las otras gaviotas se negasen a creer en la gloria que les esperaba al volar, que se negasen a abrir los ojos y a ver.



—Creo que te echaré de menos, Juan —fue todo lo que dijo. —¡Rafa, qué vergüenza! —le reprochó Juan—. ¡No seas necio! ¿Qué intentamos practicar todos los días? Si nuestra amistad depende de cosas como el espacio y el tiempo, entonces, cuando por fin superemos el espacio y el tiempo, habremos destruido nuestra propia hermandad. Pero supera el espacio, y nos quedará sólo un aquí. Supera el tiempo, y nos quedará sólo un ahora. Y entre el aquí y el ahora, ¿no crees que podremos volver a vernos un par de veces?
Juan Salvador Gaviota, Richard Bach

La Punta el Fangar ahir











Jesus, Joy Of Man's Desiring

20 de març de 2016

Benvinguda, Primavera


Aigües de la primavera
que degoten pels jardins,
posades damunt les branques,
les gotes es tornen brins.
Al cor d'una trista fotja
tremolen els cels divins.
S'acuita la neu a fondre's
i baixa torrent endins;
la fressa de les escumes,
com mou el fullam dels pins!
Com sotgen, les flors novelles!


(Josep Carner)

Per la vora del riu, un dia d'hivern







Embraceable you